Siamés

por | Oct 31, 2023 | Razas Felinos

Siamés

Debido a un gen térmico, las zonas más frías del cuerpo (patas, cola, cara y orejas) son más oscuras que el tronco, que suele ser de un tono beige o crema, tal y como hemos matizado en el anterior apartado. En estas zonas de menor temperatura el pigmento se fija con mayor facilidad pero esta no es la única de las características del gato siamés.

Características

Estos gatos son de tamaño mediano el peso entre los 4,5 y 7 kg en machos y los 3,5 a 5,5 kg en hembras. Son de pelo corto abundante y sedoso. Su cabeza es de forma triangular, tienen una forma más curvada hacia adelante. El hocico es alargado, por lo que proyecta una cabeza triangular. Sus ojos son de un tono azul intenso. Cuenta con unas orejas grandes: siempre se encuentran erguidas y destacan por ser puntiagudas. Su cola se caracteriza por ser estrecha y con terminación en gancho y larga. Tiene una esperanza de vida media: de 15 a 18 años.

Colores del gato siamés

El color clásico de estos gatos es el punto oscuro en algunas zonas de su cuerpo: el cuerpo es crema o leonado y las patas, orejas, máscara (ojos y nariz) y cola son más oscuros. Pero los gatos siameses también pueden tener otros colores, que incluyen marrón chocolate, o punto lila, aunque las marcas siguen siendo las mismas (el contraste de un cuerpo de color más claro con patas, cara, orejas y cola de color más oscuro).

Carácter del gato siamés

El gato siamés destaca por su carácter curioso y cariñoso. Su inteligencia y capacidad de observación se ven alimentadas por su innata curiosidad. Es tremendamente afectuoso con sus adultos conocidos, llegando a deprimirse si no es correspondido. Por tanto, no lleva bien quedarse solo durante todo el día. Es impaciente y tiende a quejarse con gran teatralidad si no consigue lo que quiere al instante. Le encanta el juego, también con niños, así como escalar, esconderse o los paseos al aire libre.

Llega a ser celoso y posesivo con los suyos. En cambio, es algo escurridizo con los desconocidos. Pese a ser una raza pacífica puede pelearse con otros congéneres debido a su instinto de protección del territorio. Como gato asiático, es hiperactivo y desborda vitalidad. Puede llegar a dormir hasta 12 horas. Las primeras horas del día y el atardecer son sus momentos predilectos para agasajarte con su ronroneo.

Alimentación del gato siamés

Su alimentación debe ser sana, preferiblemente enriquecida con ácidos grasos omega 3 y 6 para cuidar su pelaje, siendo muy recomendable la alimentación natural.

Higiene del gato siamés

Cepillarle una o dos veces por semana será suficiente para suprimir el polvo y los restos de pelo muerto. Emplea un cepillo de púas cortas y un paño humedecido después para realzar su brillo. Su higiene no se basa solo en mantener el pelo brillante y sedoso, sino que también debe estar libre de parásitos y bacterias.

Enriquecimiento ambiental de los gatos siameses

Permítele que se ejercite, puesto que para gozar de salud reclama un espacio de juego. Eso sí, deberás establecer unos límites desde cachorro. De lo contrario, se adueñará de toda la casa. Enséñale con paciencia y buenas palabras ya que, como ningún animal, no lleva bien los gritos. Procúrale el cariño y atención que precisa y siempre trátale con respeto.. Su dependencia podría enfermarlo si no se siente querido. Por otro lado, el gato siamés es una raza de gato que necesita estar en lugares cálidos, por lo que tendrá que vivir en un sitio de temperaturas medias, son difíciles tolerar las temperaturas bajas y frías.

Salud del gato siamés

El gato siamés presenta predisposición a ciertas patologías como: el estrabismo, la hidrocefalia y el carcinoma mamario, las infecciones respiratorias, los nudos en la cola, las afecciones cardíacas, la mala circulación, la obesidad, las otitis y la sordera.

por | Oct 31, 2023 | Razas Felinos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tienda Online

Peluqueria

Veterinario